Nuevos aceites de viscosidad ultra baja llegan al mercado automotriz

Los fabricantes de automóviles de todo el mundo han estado luchando durante mucho tiempo con el desafío de reducir las emisiones y mejorar la economía de combustible en automóviles de pasajeros, que funcionan con gasolina. En los últimos años, ese esfuerzo adquirió mayor urgencia, ya que los estándares de Economía Corporativa de Combustible Promedio (CAFE, siglas en inglés) exigían a los fabricantes alcanzar un promedio de 42 a 44 millas por galón en sus líneas de productos para 2025. Ahora que esa fecha límite se ha quedado en el aire, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) que supervisa los estándares CAFE, está considerando una propuesta de la EPA(Agencia de Protección del Medio Ambiente) para "congelar" las normas a nivel de 2020. 

 

No obstante, los fabricantes de automóviles (OEM) están avanzando con nuevas tecnologías de motor diseñadas para mejorar el ahorro de combustible, incluidos motores de menor tamaño, de inyección directa de gasolina y turbocompresor. En el proceso, están especificando viscosidades de aceite de motor cada vez más bajas para permitir una lubricación confiable relacionadas a las exigencias más estrictas de las piezas y altas temperaturas de funcionamiento de estos nuevos motores. Esta demanda está impulsando la tendencia hacia aceites sintéticos completos y empujando los grados de viscosidad SAE a sus niveles más bajos. 

 

Para satisfacer esta demanda, Chevron lanzó su aceite de motor sintético completo Havoline® ProDS® de viscosidad ultra baja SAE 0W-16. Este nuevo aceite está destinado a los más recientes vehículos híbridos y los impulsados ​​por gas, los cuales requieren la especificación SAE 0W-16. Hasta la fecha, los fabricantes de automóviles japoneses Toyota y Honda han liderado la producción de vehículos diseñados para operar con el estándar 0W-16, específicamente en los modelos Toyota Camry regulares e híbridos y el Honda Fit (consulte los manuales del propietario). Se espera que los OEM de América del Norte hagan lo mismo en poco tiempo, en vista de los requisitos de la CAFE.

 

Chevron trabajó en estrecha colaboración con los OEM para desarrollar un producto que combinara la protección avanzada del motor con las características de ahorro de combustible. En un examen exhaustivo de las pruebas de rendimiento, se demostró que Havoline ProDS cumple o supera los requisitos de la industria en una variedad de medidas, que incluyen protección contra el desgaste, control de lodos y barnices, resistencia a la oxidación, reducción de depósito del motor y protección contra el óxido y la corrosión. Havoline ProDS también se desempeñó favorablemente en las pruebas de comparación con el aceite 0W-16 patentado por un líder de OEM. 

 

Un problema que ha plagado el desarrollo de motores reducidos y de alta potencia es el preencendido a baja velocidad (LSPI), una tendencia a la combustión prematura del motor antes del encendido por chispa, a bajas velocidades. En respuesta, el American Petroleum Institute introdujo una especificación, API SN Plus, un estándar complementario a la especificación API SN existente que aborda específicamente la atenuación de LSPI. Havoline ProDS supera el estándar API SN Plus para la protección LSPI. 

 

Independientemente de dónde se cumplan los requisitos de CAFE, la tendencia hacia motores de combustible más eficientes ha llegado para quedarse. Las tiendas de servicio automotriz deben esperar ver muchos más automóviles que requieran un aceite de motor 0W-16. El aceite de motor sintético completo Havoline ProDS SAE 0W-16 ya está disponible a pedido. Ahora es el momento de anticiparnos a los hechos. 

Sean Lantz
Sobre el autor: Sean Lantz es especialista técnico de productos Chevron para aceites de motor para automóviles de pasajeros y productos especializados en Norte América. También proporciona asistencia técnica a los programas posventa de aditivos para combustible, así como para productos Certificados ISOCLEAN de Chevron. Tiene una maestría en Ingeniería Mecánica de la Universidad de California, Merced, y antes de unirse a Lubricantes Chevron trabajó en el desarrollo de sistemas de propulsión automotriz y como ingeniero de planta.

Otros artículos que podrían interesarle