Los modernos sistemas de refrigerante de aluminio se fabrican

utilizando soldadura fuerte de atmósfera controlada (CAB). Debido a la forma en que se unen las piezas de aluminio, el aire fluye por el exterior del radiador dándole un recubrimiento protector natural, pero el aluminio en el interior permanece desprotegido. Y eso es un gran problema para los motores de servicio pesado

que requieren refrigerantes de nitrito.

Los sistemas de aluminio y los nitritos no se mezclan

 

 

Cuando los refrigerantes de nitrito golpean el aluminio sin protección, puede ocurrir una reacción adversa causando un mayor consumo de refrigerante, desequilibrio del pH y, en algunos casos, falla del motor.

Los sistemas de refrigerante de próxima generación necesitan refrigerantes de próxima generación