Mitigando la capa de barniz en turbinas de gas de generación de energía

Mitigando la capa de barniz en turbinas de gas de generación de energía Mitigando la capa de barniz en turbinas de gas de generación de energía

 

¿Conoce el viejo refrán, “Una onza de prevención vale una libra de cura”? Muchas de las compañías de generación de energía con las que trabajamos están gastando enormes cantidades de dinero y problemas de mano de obra para solucionar problemas causados por la acumulación de barniz que se crea en las turbinas. La buena noticia es que ahora existen soluciones de lubricación disponibles para ayudar a prevenir, o por lo menos mitigar, la formación de barniz desde el inicio. 

 

Las compañías de generación de energía están obligadas contractualmente a entregar una cierta cantidad de energía durante un cierto período de tiempo. Hoy en día, con la descentralización de las centrales eléctricas para proveer energía más cerca de donde se necesita, también es necesario estar listos para activar unidades que alcanzan su punto máximo de producción casi instantáneamente cuando la demanda aumenta. El barniz creado por la oxidación del lubricante en una turbina puede causar que las válvulas reguladoras de gas se peguen o perjudique el desempeño del enfriador de aceite, resultando en serios problemas operativos, o en el peor de los casos, un cierre automático o un fallo en el arranque. La incapacidad de suministrar energía según la demanda puede resultar en multas severas y penalidades por parte de las comisiones de energía del Estado, combinadas con enormes cuentas de mantenimiento y reparación, sin mencionar un prolongado daño a la reputación del proveedor.

 

No es una sorpresa que la resistencia al barniz haya despertado un gran interés en el mundo de las turbinas. Históricamente, los problemas causados por el barniz surgieron de los lubricantes que utilizan aceites bases del Grupo I, que es propenso a la oxidación bajo condiciones de operación a altas temperaturas. Ahora, algunos fabricantes de turbinas, especialmente Mitsubishi, han decidido adelantarse al problema. Han emitido especificaciones para que los productores de lubricantes desarrollen aceites para turbinas de gas que sean más resistentes a la oxidación, así como a los depósitos causados por esta, que finalmente pueden causar la formación de barniz. 

 

Chevron recientemente lanzó su nueva generación GST Premium XL 32 y Premium XL 46, para cumplir con estos requisitos más rigurosos, en particular la especificación MS04-MA-CL002 de Mitsubishi. Estos productos son formulados con aceites bases del Grupo II, que son más refinados que los del Grupo I y muestran una estabilidad de oxidación superior, con un sistema de aditivos que reduce aún más la tendencia a la formación de barniz que sus precursores. En las pruebas de estabilidad del aceite en turbinas secas (TOST), nuestros productos premium mostraron un excelente desempeño en el control de depósitos y de oxidación, así como de resistencia al barniz. 

 

Algunos en la industria se han ido por la ruta más costosa de polialquilenglicol o aceites de turbina a base de PAG (polialquilenglicol), algunos de los cuales se supone están “libres de barniz”. Nuestras pruebas han concluido que esta afirmación no es cierta. Los aceites PAG son hidroscópicos, lo que significa que pueden absorber agua y experimentar cierta formación de ácidos y degradación como resultado. 

 

Dado que una turbina de gas operando a tiempo completo funciona como máximo 8,000 horas por año, tomará un par de años antes que veamos cómo nuestros nuevos productos premium funcionarán entre 17,000 a 20,000 horas. Sin embargo, basados en todas las indicaciones que hemos observado en las pruebas iniciales, esperamos que estos productos muestren un desempeño superior en relación con otras soluciones en el mercado, incluyendo a los aceites basados en PAG. Si bien nuestros aceites GST Premium XL no ha completado el largo y meticuloso proceso de aprobación de Mitsubishi, sí cumplen con las especificaciones actuales, además de ser considerados adecuados por otros fabricantes de turbinas. 

 

Es importante mencionar que estamos brindando a la industria de generación de energía una nueva alternativa para mitigar el problema de acumulación de barniz antes que este empiece, reduciendo el riesgo de falla de la turbina relacionada con el barniz para evitar así altos costos de mantenimiento y reparación de turbinas debido a este problema. 

02/17/2019

Dan Holdmeyer
Sobre el autor: Con más de 35 años en la industria del petróleo y el gas, Dan Holdmeyer ha trabajado para Chevron durante los últimos 14 años desempeñando diversos cargos, siendo su posición actual Gerente de Marca para Productos Industriales y Refrigerantes. Como ingeniero en lubricación, ofrece soporte a la marca Chevron Delo y otras relacionadas. Juega un papel integral en el apoyo y la administración de una amplia variedad de programas relacionados con las necesidades de lubricación para equipos en carretera, como fuera de ella. Dan también trabaja como Especialista de Capacitación de Chevron para la División Global de Lubricantes, lo cual ha realizado desde que inició en la compañía. Antes de unirse al equipo de Chevron, Dan trabajó como ingeniero de campo para Mobil Oil Corporation durante 20 años, luego de graduarse de la Universidad de Missouri-Columbia como Licenciado en Ingeniería Química.

Otros artículos que podrían interesarle