Regresando a lo básico: Entendiendo los estándares de limpieza del aceite de los fabricantes de equipo original

Los fabricantes de equipo pesado industrial quieren hacer todo lo que pueden para asegurarse de que el equipo que haya adquirido o rentado opere como lo prometieron. Y no quieren gastar su tiempo tomando quejas o procesando reclamos de garantía de clientes insatisfechos. Esa es una de las razones por las cuales la mayoría de los fabricantes de equipo original (OEMs) establecen estándares de limpieza de aceites para cada pieza del equipo, definidos por la Organización Mundial de Estandarización (ISO), para reducir el riesgo de daños que resulten de contaminantes externos encontrados en los lubricantes.

 

Esto es una realidad para los fabricantes de equipo industrial estacionario, así como para quienes fabrican equipo móvil para construcción, minería y agricultura. El código ISO de limpieza cuantifica la cantidad máxima de partículas, con medidas conocidas como “partes por mililitro” (p/ml), que pueden estar presentes en el aceite antes de tener un impacto en el rendimiento del equipo

 

Sumando una capa de confusión, muchos de los fabricantes de equipo original (OEMs) generalmente subcontratan la fabricación de componentes dentro del equipo, tales como el sistema hidráulico o la transmisión. Eso significa que usted necesita conocer el estándar de limpieza de aceite ISO para cada uno de los componentes dentro del equipo que requiere lubricación – y es muy posible que tengan estándares diferentes entre sí.

 

Entonces, ¿Cómo puede encontrar los estándares ISO sobre la limpieza del aceite para una pieza en particular de su equipo y sus componentes? El lugar más común es en el manual de operación. En la actualidad, muchos fabricantes han migrado su manual en línea, particularmente para los equipos más nuevos fabricados en los últimos 5 años. Otra manera para responder a esta pregunta es sencillamente llamar al fabricante y hablar con un representante de la compañía. Finalmente, a menudo puede obtener una estimación aproximada simplemente observando detenidamente las tolerancias en cada uno de los componentes y usando una herramienta para medir el nivel de limpieza necesario.

 

Una vez que conozca los códigos ISO de limpieza de su fabricante, es importante asegurarse que el lubricante que utiliza cumpla con ellos. Sin embargo, el hecho es que muchos de los aceites nuevos no cumplen con las normas de los fabricantes al momento de la entrega. Muchos clientes se ven forzados a compensar esto con una filtración en sitio, que además de tomar mucho tiempo, no siempre es confiable.

 

Es por esto que la mejor opción es seleccionar un aceite que esté certificado según las especificaciones de limpieza ISO del fabricante de equipo original (OEMs). En una futura entrega, discutiremos sobre como mejorar y mantener la limpieza del aceite durante su operación. ¡Manténgase en sintonía!

Jason Gerig
Sobre el autor: Jason es actualmente el Gerente Comercial de ISOCLEAN en el continente americano, donde está implementando un modelo comercial líder en la industria para lubricantes limpios certificados. Tiene 23 años de experiencia en la industria de lubricantes y combustibles, durante los cuales ha desempeñado diversos roles en la gestión de operaciones, marketing y ventas, con su pasión principal centrada en la confiabilidad de los equipos utilizando lubricantes limpios certificados. Jason cuenta con una Licenciatura en Marketing Comercial por la Universidad de Wyoming y ha sido reconocido por la Sociedad de Tribólogos e Ingenieros de Lubricantes como Especialista Certificado en Lubricantes y Analista de Monitoreo de Aceite.

Otros artículos que podrían interesarle