Un enfoque diferente para protección contra las micropicaduras

Reevaluando los aceites base para lograr una mejor protección de las cajas de engranajes

grease grease

 

Durante varios años, los fabricantes de cajas de engranajes industriales han solicitado a los fabricantes de lubricantes soluciones concretas contra las micropicaduras, las cuales pudiesen parecer problemas pequeños, pero que en la realidad pueden provocar grandes problemas de funcionamiento e incluso fallas catastróficas del equipo.

 

El tamaño de las cajas de engranajes modernas ha ido disminuyendo en sus dimensiones, no así las cargas a las que se ven expuestas, es decir que existe una gran presión sobre los dientes del engranaje, lo que provoca que las superficies rocen mucho entre sí, empezando a formarse micropicaduras en éstas.  La industria de turbinas eólicas fue una de las primeras en hacer sonar la alarma sobre las micropicaduras debido al severo estrés que las turbinas colocan en los dientes del engranaje.

 

La evidencia de micropicaduras se puede observar cuando un área del diente del engrane, que normalmente tendría que ser brillante, se empieza a tornar de color gris. Si se observa lo suficientemente cerca se podrá ver que en esa zona existen más micropicaduras. Si no se aborda pronto este problema, eventualmente estas “micropicaduras” rápidamente serán “macropicaduras”, lo que puede provocar que se pierda el perfil del diente del engrane o incluso que se lleguen a romper, viéndose mermada la eficiencia de la caja de engranajes.

 

Históricamente, los aceites para engranajes han sido formulados con aceites base de polialfaolefina, comúnmente conocida como PAO. En la búsqueda de una mejor solución contra las micropicaduras, algunos fabricantes de lubricantes han mezclado diferentes tipos de aditivos con los básicos PAO. En Chevron, hemos tomado una dirección diferente, reevaluando los aceites básicos como tal.

 

El resultado de este esfuerzo se transformó en nuestro lubricante Premium: Chevron Meropa EliteSyn™ XM, formulado con una mezcla sintética de aceites básicos que incluyen metacrilato y otros compuestos, además de los PAO. En diversas pruebas de campo hemos concluido que esta nueva formulación mejora significativamente la protección contra el desgaste y las micropicaduras, en comparación con los aceites tradicionales desarrollados únicamente con los aceites base PAO.

 

Una pregunta que nos hicimos antes de lanzar este producto al mercado fue si su fluidez a bajas temperaturas podría compararse con la ofrecida por los lubricantes base PAO. Estos últimos son reconocidos en el mercado por su buena fluidez en temperaturas bajas. Al tener en su formulación los aceites base PAO, más la mezcla sintética, Chevron Meropa EliteSyn XM debería brindar un gran rendimiento en un amplio rango de temperaturas, pero queríamos comprobarlo. Así que realizamos pruebas de campo durante el invierno en un aserradero en el extremo norte de Canadá, el cual tiene cajas de engranajes al aire libre. El rendimiento de Chevron Meropa EliteSyn XM en la caja de cambios fue sobresaliente, incluso bajo temperaturas de -42° C o 41°Fahrenheit.

 

Chevron Meropa EliteSyn XM proporciona a los operadores de equipos industriales una alternativa viable a los lubricantes de engranajes basados en PAO, ofreciendo no sólo una protección superior contra el desgaste y las micropicaduras, sino también en el amplio rango de temperaturas que los clientes esperan.

 

01/06/2020

Dan Holdmeyer
Sobre el autor: Con más de 35 años en la industria del petróleo y el gas, Dan Holdmeyer ha trabajado para Chevron durante los últimos 14 años desempeñando diversos cargos, siendo su posición actual Gerente de Marca para Productos Industriales y Refrigerantes. Como ingeniero en lubricación, ofrece soporte a la marca Chevron Delo y otras relacionadas. Juega un papel integral en el apoyo y la administración de una amplia variedad de programas relacionados con las necesidades de lubricación para equipos en carretera, como fuera de ella. Dan también trabaja como Especialista de Capacitación de Chevron para la División Global de Lubricantes, lo cual ha realizado desde que inició en la compañía. Antes de unirse al equipo de Chevron, Dan trabajó como ingeniero de campo para Mobil Oil Corporation durante 20 años, luego de graduarse de la Universidad de Missouri-Columbia como Licenciado en Ingeniería Química.

Otros artículos que podrían interesarle